EL DUELO

Muchas veces hemos escuchado, esta palabra, y siempre lo hemos relacionado con alguien que se ha muerto o desaparecido; es muy cierto es así, pero también tenemos que realizar un duelo con las cosas que no tenemos, las personas que ya no son de nuestro circulo, quienes han pasado a una esfera diferente en la cual nos movemos normalmente, a muchas veces cosas materiales a las cuales hemos estado muy unidos y nos ha dolido perderlas;  a eso se refiere también hacer un duelo, saber entender aceptar y tomar conciencia que ya no son parte de nosotros y que si seguimos con ellas encima nos agobian y nos pueden llegar a producir algún tipo de malestar físico o emocional. Tenemos que aprender a soltar, soltar sin miedo, sin rencor, sin rabia, con aceptación y sobre todo con mucha paz.
Hay muchas formas de realizar un duelo, yo aquí les voy a ofrecer una alternativa  de unos cuantos pasos que se pueden realizar y ayudar a que esa sensación de carga, que aun llevamos con nosotros se aligere.

Es un ejercicio que se puede realizar solo o bien acompañado por alguien.

Es muy importante estar en un lugar tranquilo, si es posible con poca incidencia de ruidos externos y donde no seremos molestados por un buen rato, y aconsejo que tengáis un vaso de agua a mano, para cuando completas el ejercicio bebáis agua, pues va  ha haber un movimiento de energia y eso generalmente da mucha sed.

Comenzamos:

1.- Tomando conciencia de la importancia de la respiración. ( sentir la respiración al inspirar y al expirar)

2.-  Cerrando los ojos y seguimos sintiendo la respiración.

3.- Respiración mas tranquila, mas suave.

4.- Tomar consciencia  de la posición de tu cabeza, de los músculos de la cara, sentir tu espalda y toda la columna vertebral, en especial los músculos del cuello  y los hombros.

5.- Prestar atención a los músculos de los brazos y los antebrazos, las manos, las yemas de tus dedos.

6.- Sigue prestando atención a toda la musculatura de tu espalda, permitiendo que este cada vez mas relajada.

7.- Siente que a través de tu columna vertebral pasa un tubo dorado donde puedes experimentar el paso de tu sangre limpia pura y fresca.

8.- Presta atención a los músculos  del tórax, permitiendo que el espacio en tus pulmones sea cada vez mas grande, llenándose de aire puro y limpio y haciendo mas espacio para tu corazón, permitiendo el bombeo de la sangre pura y oxigenada a todo tu cuerpo que se siente mas relajado.

9.- Pon toda tu atención en tu abdomen.

10.- En la parte inferior de tu cuerpo, la pelvis, los órganos urogenitales, los muslos, los glúteos, las rodillas, las piernas y los pies que se relajen de una forma generalizada.

11.- Toma plena consciencia de tu postura relajada, siempre sintiendo la respiración.

12.- El unico dueño es tu inconsciente, en el campo de las infinitas posibilidades: “Quiero pedirle a tu inconsciente que haga y deshaga, que ordene y desordene todo aquello que deba ser hecho y deshecho, ordenado y desordenado para tu sanción y que lo haga como él crea mas conveniente y sea mejor para ti”.

13.- Pedir al inconsciente que ponga delante de ti aquellas personas o aquellas personas o aquellas cosas de las cuales tú hoy, te vas a despedir en este duelo. Contémplalas tal como son, sin juicio, sin miedo, sin rencor.

14.- ¿Que os une? Puede ser una cuerda, un cordón umbilical, un hilo,una cadena o simplemente un rayo de luz…

15.- Pídele permiso para cortar… CORTA!!!!

16.-  “Has tomado plena consciencia de que no estas atado a nada ni nadie”

17.- Da las gracias y despídete.

18.- Convierte a  las personas  cosas en un objetos importante para ti, que los puedas introducir en una bolsa o unido a unos globos para que se eleven.

19.- Pídele al Universo que coloque esos objetos en el nivel y en el sitio donde EL crea que son necesarios y donde ellos estén mejor.

20.- Pídele al Universo que te envie un simbolo o una imagen o un recuerdo que te sirvan  como un recurso el cual en un salto cuántico  vas a proyectar desde ese momento que te llegue a tu mente, a tu inconsciente y lo transpoles  a ese momento donde tu inconsciente sabe que se produjo ese desequilibrio emocional.

21.- Contempla las nueva consciencia en todas las células de tu cuerpo y permítete relajar un poco mas percibiendo esa sensación generalizada en tu cuerpo y mente.

22.- Permítete integrar lo experimentado y sentirlo; comenzando a regresar al aquí y ahora con esa nueva  sensación incorporada dentro de ti.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *