“EL EGO”

 

El EGO es aquello que media entre la realidad del mundo físico, los impulsos y deseos del sujeto y sus ideales.

Mucha veces nos rodeamos de gente que nos dice:

“No podemos confiar en quienes somos, tenemos que confiar en algo exterior a nuestra persona, así es como lograremos las cosas”; es allí donde comenzamos el viaje hacia la ambición y el egoísmo.

Aparece el EGO y nos dice, “no somos una creación divina”; “solo eres lo que tienes”, y desde muy temprana edad comenzamos a identificarnos con nuestras posesiones y no con nuestras intensiones.

“Tienes que poseer más”, se convierte en un mantra del EGO; se repite a diario en nuestras vida en todos los sentidos.

Mas el dilema es que, si SOMOS lo que POSEEMOS, cuando estas posesiones desaparecen, también nosotros desaparecemos…(?)

“También soy lo que hago”, es parte del EGO, tengo que lograr muchas cosas, para ser reconocido, así se nos enseña permanentemente, tener, poseer y creemos que el mundo esta diseñado para la competición, cuanto mas tengo, cuanto mas títulos logro, mas dinero recibo, seré el mejor.

La competición, es permanente en nuestra sociedad, lo tenemos que hacer y lograr todo; si no lo logramos sentimos que no pertenecemos a esta sociedad y nos sentimos mal y hasta nos enfermamos; tan solo por las creencias con la cuales hemos vivido y seguimos viviendo.

Pero no lograrlo no significa un fracaso, es nada mas que un aprendizaje, un momento, una pausa para saber lo que debemos hacer para ser, ni mejores ni peores, solo ser, auténticos seres de respeto hacia nosotros mismos y así lo seré hacia los demás.

Momento de reflexionar y saber que no lo podemos lograr desde afuera, todo esta dentro nuestro y muchas veces lo sentimos como un impulso, pero no le damos importancia; pues estamos rodeados, de cosas y gente con las cuales nos debemos comparar y competir; por eso, es muy importante estar preparado, para saber sentir e interpretar ese impulso en un momento determinado de nuestra vida y comprender no podemos vivir mirando hacia afuera, todo esta en nosotros y lo único que tenemos que hacer, es no hacer nada, dejar que ese impulso se manifieste.

El EGO sobre todo, nos enseña que estamos separados de una fuente superior e interior que llamamos Dios, Energía, Universo, no importa como le llamemos, esa fuerza esta en todos lados, en cada rincón del Universo; existe, pues es la que ha generado todo y sigue impulsando lo que somos, sin esa energía nada seria posible, ya que ella da el equilibrio, para la existencia de cada átomo en este Universo, debemos estar en sintonía con esa energía superior, pues ella lo abarca todo absolutamente todo y no podemos nunca separarnos, pues esta dentro de nosotros, ya que somos parte de este Universo.

Cuando logramos comprender y vivir en ese equilibrio, es cuando el EGO comienza a disminuir su intensidad y comenzamos a vivir una nueva vida.

Aceptando que todo es perfecto, todo sucede en el momento que tiene que suceder, es como tiene que ser; este es el aprendizaje para lograr en nuestras vidas un balance y un saber vivir en el momento, todo en equilibrio; queda en ti buscar las formas de lograrlo e integrarlo.

Sabiendo todo esto, debemos comenzar a respetarnos a nosotros mismos, a decirnos las verdad, ver que hemos vivido en un mundo de mentiras, de falsas ilusiones y motivado muchas veces por factores que no son parte de nuestro ser; aquí es donde comienza el verdadero APRENDIZAJE, el momento en el cual comenzamos a quitarnos los pesos y los lastres, que no nos han permitido en la vida ser quienes realmente somos y hemos mantenido aprisionado dentro de un Universo de creencias, no permitiendo expresar ese impulso que esta con nosotros desde nuestra concepción .

Para lograr esto, tenemos que regresar a nuestro mas profundo ser interior, a nuestro origen, lo que muchos llaman “historia transgeneracional” o “proyecto sentido”, tal ves mucho antes del momento de la concepción, hasta nuestro nacimiento, donde no tuvimos que hacer nada, pues ya estaba todo perfectamente diagramado y equilibrado para formarnos y ser lo que somos; esto se basa en la filosofía de la vida el Tao Te King, (Dao De Jing: la unidad absoluta) donde Lao Tsé propone no hacer nada, pues todo ya esta hecho y como lo estamos viviendo, así es como debe ser vivido, no estamos solos, hay una “biología” unida a una “espiritualidad” (fuerza superior) que nos guía, podemos confiar en ella, ya que es quien nos dio la vida, nos orienta en el camino y nos permite vivir.

Permitir que nos lleve y nos conduzca es la forma mas adecuada de poder lograr los objetivos, sin controlar nada, simplemente permitir que esa sensación surja; si lo queremos manejar lo que estamos haciendo es alterar todo lo bello que la vida tiene para ofrecernos, comprender esto, es sentir esa fuerza interior, que no sabemos lo que es, pero es nuestra energía vital.

Cuando logramos esto, el hecho de vivir compitiendo e intentar vivir en lo externo, pasa a un segundo plano, comenzando a ver el sentido de la vida, ya que el sentido de la vida no es otro mas que saber comprender e interpretar nuestro ser interior. No podemos ser algo que no somos, siempre que deseemos ser algo diferente a nuestra naturaleza o a nuestro ser interior, entraremos en la espiral de la justificación y no permitiremos ser nosotros mismos, así es como entramos en el juego del EGO, quien nos lleva a realizar las cosas por y para los demás y no para nosotros mismos.

Por lo tanto, lo que tenemos frente a nosotros que es la felicidad y vivir no lo podremos ver, pues todo lo estaremos justificando, no tener dinero, no tener el amor deseado, la falta de salud, todo eso, es la manipulación que nuestro EGO realiza para no permitirnos ver nuestra propia naturaleza; ya que todo lo que nos sucede en nuestra vida, todas las personas que llegan o no llegan a nuestra vida, la salud que nos falta o lo que sea, es así como tiene que ser, saber y comprender esto es el principio de la liberación y desapego del EGO, somos seres espirituales, no necesitamos nada ni nadie para confirmarlo, simplemente tenemos que sentirlo y vivirlo en cada momento de nuestra existencia.

Para lograr lo que desees en la vida, simplemente permítete liberarte de los APEGOS y las CREENCIAS limitantes, cuando lo logras, entras en esa sintonía y equilibrio que nuestro ser interior necesita, para darte todo; cuando llegas a este punto es que has realizado una toma de CONSCIENCIA y te das cuenta que nada es mas importante que tú mismo.

“Respétate y te sanaras, deja que suceda la magia, permite la vida florecer en cada célula de tu ser, no vivas la vida de los demás, deja que todo lo que tienes dentro, se transforme en tu jardín de vida, no te mueras con las semillas sin plantar, pues una planta no florece para la otra planta, florece con la otra y para si misma, aprende a disfrutar de las flores de tú jardín”

Ciro Espíndola 20.01.2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *